Los seres humanos son seres ling眉铆sticos, por Rafael Echeverria