Confiá en las listas de verificación


Checklist - listas de verificación

Imaginá que te vas de viaje aun lugar lejano y desconocido para vos.
Imaginá que te toca cocinar fideos con salsa putanezca.
Imaginá que tenés que organizar una charla en tu empresa
Imaginá que empezás un nuevo trabajo o que te mudas a una nueva casa.

Lo primero es pensar que no tenés el control.
Ahora, imaginá que tenés una lista con todas las cosas que debés tener en cuenta y con as acciones que llevar a cabo al respecto de estos temas.

   ¿Cómo te sentirías? Mejor, ¿no?

   Seguro que enfrentás con una mayor sensación de control. Con más seguridad en que lo que estás haciendo es lo que se debe hacer, o mejor aún, que no te estás dejando nada.

   Estas son las listas que llamamos: LISTAS DE VERIFICACIÓN O “CHECKLISTS”

   Cuanto más nueva sea la situación, más control se necesita. Es por eso que estas listas son tan útiles.

   Una vez logres generar tu hábito, esto lo harás de manera automática, pero estas listas seguirán siendo de gran utilidad para tu efectividad y para aliviar la presión mental. ¿Me olvidé de algo? Bastá de eso, no cuesta nada tenerlas, de hecho, si las tenés en tu cabeza, estas ocupando memoria que podrías usar en otra cosa.

   Ademas de estas situaciones, o procesos, donde buscas una mayor confianza en lo que hacés, también pueden ser de gran utilidad para establecer revisiones más “genéricas”, en aspectos donde lo que pretendés es chequear que “todo está en su lugar”. Algunos ejemplos pueden ser una lista de indicadores sobre cómo está tu equipo, o también sobre cómo de sana es la vida que estás llevando.

   Podríamos seguir con los ejemplos, puede haber infinitas listas sobre infinitos temas, ya sea de trabajo o en tu vida personal, también pueden ser temporales o permanentes, sea como sea, siempre que tengas que pensar en algo, es una buena práctica poder contar con esta “mente externa”.

La civilización avanza extendiendo el número de operaciones importantes que podemos realizar sin pensar en ellas

Alfred N. Whitehead. 

 

Para mi es muy importante tu opinión. Dejame tu comentario, sugerencia o tema que te gustaría leer.